"Caminante no hay camino, se hace camino al andar"

"Caminante no hay camino, se hace camino al andar"

si vas corriendo, más camino andarás.

martes, 21 de noviembre de 2017

Montañas Mägicas y Maite Maiora.

Hoy ya lo puedo contar.
Todo empezó con un juego.
Propuse en Facebook un regalo de uno de los dibujos de las montañas a quien acertase qué monte era.
Al día siguiente tenía previsto dar una pista, porque asumía que nadie lo iba a adivinar.
Primero, porque no todo el mundo lo conoce y segundo, porque con solo las líneas me parecía difícil que se identificase.
Mi sorpresa fue que a la segunda Iosu Juaristi lo adivinó. En concreto era el Anboto, para el que no lo sepa, es uno de los montes míticos de Euskadi.
Pues a raíz de esto me propuso un reto-proyecto-encerrona que consistía en realizar con mi técnica un logo para Maite Maiora(campeona del Mundo de sky running).
No me lo tuve que pensar mucho. Ya sabéis que a mí los retos me gustan. Tras intercambiar unas palabras sobre los gustos con ellos, les presente unos bocetos de diferentes ideas.

Pronto tuve claro el dibujo que quería hacer, pero había que realizarlo. Hoy por fin lo he entregado.
Este trabajo me ha producido una satisfacción especial no ya por las personas que me lo encargan sino por todo lo que he aprendido para poderlo acabar.

Ha sido el punto de inicio del proyecto montañas mágicas. Ha sido, quizás, lo que me ha demostrado que mi forma de dibujar las montañas le puede gustar a la gente. Muchos de vosotros me decíais que os gustaban mis dibujos, pero sois todos amigos. Vuestras palabras tienen valor, pero que te lo diga alguien que no conoces y que por lo tanto no está condicionado por la subjetividad de la amistad, le da una fuerza mayor.

¿Y porque no, continuar y ampliar este proyecto?

Montañasmägicas, Mendimägikoak.




miércoles, 8 de noviembre de 2017

Reciclaje de riñonera.

Así, visto el resultado, puede que os creáis que es original, pero no es así, es una riñonera RECICLADA. Las necesidades personales, que tenemos, van cambiando con el tiempo y puedes optar por comprarte un producto nuevo, lo que viene a ser gastar dinero y aumentar el consumo o reciclar alguno que apenas uses, mejorándolo o adaptándolo a esas nuevas necesidades. Yo opté por lo segundo, ya que no existía un producto que me convenciese y que me aportase todo lo necesario para cubrir mis deseos.

La idea inicial partió de una riñonera que me regaló mi amigo Juanra para competir en el euskaltrails. Era un porta bastones mínimo que se llevaba a la cintura. La idea me gustó, pero el desarrollo de la misma no me convenció. Con esta idea me volví a casa y estuve dando vueltas a cómo adaptarla a la riñonera de doble bote TNF, que ya no usaba desde hacía mucho tiempo. Era lo suficientemente buena para merecerse una segunda vida.

DESMONTAJE.
Analicé primero qué tenía a mí disposición: un bolsillo con cremallera, dos portabidones y lo que sería la faja de la propia riñonera (estructura), además disponía de la pieza imprescindible para sujetar los bastones (de la riñonera regalo, ya que es desmontable). 
Una prioridad era usar el mayor material posible existente y aportar el mínimo material posible extra. 
La faja de la riñonera era demasiado ancha y no era necesario para el nuevo producto así que el primer paso fue desmontar el ribete para usarlo posteriormente, desmontar los portabidones y el bolsillo central. A continuación tocaba cortar longitudinalmente la faja, con mas miedo que vergüenza, porque una vez hecho esto ya no habría marcha atrás.



RECONSTRUCCIÓN.
La pieza porta bastones tenía que ir en la parte trasera así que el bolsillo con cremallera había que cambiarlo de sitio, llevándolo a un lateral delantero. Al otro lateral delantero le aporte una pequeña redecilla porta desechos (único material de aporte externo).



También fijé uno de los dos lados del cierre ventral para poder coser el bolsillo.
Como remate de calidad fue la reutilización de algunos pequeños detalles de las antiguas cintas de ajuste de los bidones, una fue parar a la goma de sujeción de bastones y la otra para facilitar la apertura del bolsillo de redecilla. 


viernes, 9 de junio de 2017

Perfiles útiles ¿Cómo realizarlos?

A raíz de la crónica de EUSKALTRAILS,  en el foro de Raidlight  un amigo dio por hecho que esos perfiles los había dado la organización "Alberto B. (ESP 19005) Sábado a las 10:38 AM  Buena crónica. Más.
Nota: muy guapa la forma de presentar los perfiles de la etapa por parte de Euskaltrail."
Y nada mas lejos de la realidad. Esos perfiles me los elaboro yo para mi y mis amigos, en cada ultra que voy. No es complicado, si controláis un poco de photosoph y si os gusta prepararos bien el terreno donde vais a correr....


Lo primero que hay que hacer es un estudio pormenorizado del recorrido. Normalmente las pruebas tienen el track colgado en alguna plataforma estilo wikiloc con lo que te será mas fácil, o por el contrario es un archivo GPX y el proceso de colgarlo lo tienes que hacer tu mismo. En este caso concreto EUSKALRAID había publicado una pag con la info.

En cualquier caso, me estudio el recorrido y el perfil que hacen esas plataformas, así como el reglamento que suele decir donde están los avituallamientos. Todo ello lo plasmo en un croquis a mano. Cualquier error en este momento quedará plasmado para siempre, así que hay que cerciorarse que se hace bien. Una vez hecho esto, que es lo mas IMPORTANTE, viene el proceso de creación.
El punto de partida puede ser al propio perfil que este publicado por la prueba o el perfil que desarrolla la aplicación. Si la prueba no tiene ningún perfil publicado hago una captura de pantalla del perfil que sale en las plataformas de tracks y la recorto, y si tiene una imagen jpg pues mejor.

Primero le coloco las líneas de corte verticales del croquis que he preparado. En esta fase me voy fijando poco a poco donde van exactamente en la web original, para coincidan con los cambios de pendiente y con los puntos de control o avituallamientos.


 luego con la varita mágica voy seleccionando zonas a pintar…rojo la subida, verde la bajada y gris los llanos o subeybajas despreciables.






Le añado tres líneas de datos desnivel positivo por encima del perfil, desnivel negativo dentro del perfil y algunos puntos kilométricos, como los avituallamientos en la zona inferior del perfil. En pocas ocasiones pongo la altitud, pero estas cosas van por gusto.

Por último me gusta ponerle el logo de la prueba para recordarlo.


viernes, 2 de junio de 2017

EUSKALTRAILS 2017



Hace años que esta carrera estaba rondando en mi vida, hasta el punto que estuve inscrito y no pude ir por lesión. Fue hace tres años y desde entonces estaba en las pendientes de hacer algún día. Suele coincidir con la Zegama y como la inscripción es previa al sorteo de la carrera mas grande del mundo-mundial, si te decides a correr 2x40 renuncias al sorteo de ese año.
Este año la proposición de Juanra de correr con el, no solo no era despreciable, sino que era una motivación extra para prepararla bien. Es un tipo solvente en los ultras con un currículum que ya quisiéramos todos tanto en pruebas largas (70-100km) como en ultralargas (168km), competitivo como yo, y lo mas importante...honesto, generoso y el que me metió el gusanillo de la larga distancia.
Desde que me convenció y corrió conmigo la G2H, mi visión de la competición es diferente. Los ultras son un cúmulo de sensaciones fuertes que enganchan. Los ratos buenos, y los ratos malos los percibes ampliados de tal manera que te distorsionan la realidad como si de una película psicodélica se tratase. La preparación es larga y a veces demasiado dura. Es fundamental planificar el material a llevar y la alimentación para no tirar por la borda todas tus ilusiones, y a pesar de llevarlo todo atado y bien atado, no hay nada que te garantice que no vayas a tener problemas. Eso quizás también me gusta, porque esa adaptación en plena competición me motiva.

Centrándome un poco en el EUSKALTRAILS os puedo contar que es una prueba de dos etapas de 40km y unos 2100m+ cada una de ellas, pero que hay que hacerlas por parejas. Esto de correr por parejas un ultra es mucho mas complicado de lo que pueda parecer en un principio. Porque no solo dependes de tus sensaciones, sino que las de tu compañero cuentan también y no siempre coinciden en el tiempo. A esto nosotros le teníamos que añadir que no entrenamos nunca juntos, pero si estamos mas o menos del mismo nivel deportivo en estas distancias.
Los entrenamientos previos no han sido tampoco, para ninguno, excelentes. Por unos problemas o por otros, no hemos llevado la temporada de forma completa. Nos han faltado un par de meses estables de entrenamientos de calidad. No es una excusa, porque cada uno va teniendo sus lesiones y ninguno entrena todo lo que quiere.
Con este panorama nos presentamos en Sant Etiene de Baigorri a recoger los dorsales a media tarde y nuestra mayor sorpresa no fue encontrarnos con 39ºC al llegar allí, sino un polideportivo lleno de gente atendiendo a corredores, activando los chips, poniendo pulseras de colores para evitar picarescas, y entregando una bolsa de corredor que no está nada mal.
Desde allí nos dirigiremos a La Coquille de Napoleón, un albergue de pelegrinos del Camino de Santiago que está en el pueblo de al lado. Un sitio tranquilo, hospitalario, y agradable para pasar por allí unos cuantos días.


A las 4:00 tocó levantarse para desayunar y preparar todo, que aunque no es mucho, no te quieres olvidar de nada. La ropa oficial del club de camiseta, pantalón negro raidlight, calcetines lurbel de media caña, pantorrillerasHG regalo del ultra de Leitza, zapatillas terraclaw de inov8 por si en los bosques había barro y mochila responsiv 8l con el material obligatorio, un par de geles y alimento líquido.
A las 5,15 en punto cogíamos el autobús que nos tenía que acercar a Urupel, lugar donde se da la salida los dos días, previa revisión de material a todos los participantes y puntualidad.

1ª Etapa. 40km 2400m+ 2650m-. La salida fue a tope, sorprendentemente, y nosotros no nos quedamos atrás. Nuestra estrategia era estar delante, sin forzar, pero delante. Pronto hicimos un segundo grupo unas cuantas parejas mixtas  y de veteranos. El primer grupo se escapo nada mas salir. No llevábamos ni 5km y alguien por delante se perdió y una docena de parejas detrás, hasta que se oyó un grito y rectificamos, pero el atasco se convirtió en monumental en una estrecha senda que ascendimos andando sin alterarnos mucho, al menos nosotros. A la postre nos daríamos cuanta que en ese grupo estábamos todos los que después disputamos la categoría de veteranos.
Pronto me encontré bien, con ganas y fuerza para tirar para adelante, pero en ese momento Juanra no me acompañaba. Tenia que estar pendiente de no dejarle muy atrás, y eso me facilitaba comer, y beber tranquilamente. De vez en cunado chequeaba mi gemelo izquierdo y no daba señales de dolor, así que la cosa iba bien. Llegábamos a los avituallamientos, cargábamos agua, un par trozos de plátano y listo. Nuestro alimento principal lo llevábamos encima. Cerca del km 30 tras tomar unas sales, ya que los gemelos le estaban dando aviso de tirón, sorprendentemente empieza a carburar y a andar fuerte. Casualmente en esa zona nos cruzamos con Sergio Tejero, que iba primero del ultra y su recorrido era contrario al nuestro. Empezamos a superar, poco a poco, a las parejas que nos precedían y nos íbamos escapando del grupo en el que habíamos estado casi toda la jornada. Pronto tocaba empezar a descender hacia la meta y era nuestro mejor momento.

En el km 35 hay un avituallamiento del cual decidimos pasar casi de largo "apenas quedan tan solo 5km a meta y vamos cargados con liquido". Fue un grave error que casi nos cuesta la carrera, porque tan solo un kilometro y medio mas tarde la temperatura era insoportable al cerrarse el valle, no correr ni una brizna de aire y marcar

el termómetro 34,7ºC. Llego de repente Monsieur Mazó a romperme la cabeza. La pájara que me agarré fue monumental y aunque conseguí echar agua de un arroyo no me espabilé hasta un hora después de entrar en meta. Me fui arrastrando hasta allí como pude con la ayuda de Juanra y sus ánimos constantes. En ese impás nos pasaron cinco o seis parejas de las cuales dos eran de veteranos. Hicimos finalmente 5h13min con el 20º puesto de la general y la 4ª de veteranos.

La tarde la pasamos tranquilamente estirando, y descansando un poco. La cena, como estábamos en un alojamiento a quince minutos de Baigorri decidimos hacerla allí, en vez de desplazarnos otra vez. Por cierto el taboule de cous-cous fresco de lidl está de muerte.



2ª etapa. 40km 2100m+2450m-. El despertar de nuevo a las 4.00 se hace duro, pero no teníamos dolores sorprendentemente, eso si la preparación del dia anterior brillaba por su ausencia a pesar de haber tenido toda la tarde libre. Como para buscar zapatillas o calcetines en la leonera que se había convertido la furgo. "hostias, si las deje fuera y ha llovido de lo lindo por la noche" zapas mojadas no me pienso poner, asi que ahora toca decidir que otro par me pongo, ultrarace 290 de inov8 o Brooks caldera. Opté por ulrarace por si había algo de barro después de las lluvias tormentosas nocturnas podía ser posible aunque poco probable, porque el día anterior estaba sequísimo el terreno.

De nuevo control de material y de pulsera, para que nadie lo haga por relevos. A las 6.30 se da de nuevo la salida, pero esta vez ya la gente no sale como locos. todo el mundo tiene clara su posición mas o menos y nos miramos unos a otros controlando las parejas con las que disputas. Nada mas salir se nos acercó un francés majete. El día anterior habíamos estando disputando la posición con ellos y nos pasaron cuando la pájara. Nos indica a una pareja de blanco y nos dice "Esos son vuestros rivales. Mi pareja hoy no sale así que lo hago solo y estamos descalificados." señalaba a los primeros del día anterior.
Iniciamos un tira y afloja con esa pareja, donde uno de ellos es mucho mas fuerte que el otro, e intentamos ponerles nerviosos, pero pronto me doy cuenta que estoy yendo por encima de mis posibilidades (como diría Montoro) y que a ese ritmo voy a petar. Prefiero mantener el tipo y no reventar. Las cuestas son muy pinas tanto para subir como para bajar. No se que prefiero, casi subir, porque bajar es durísimo en esas zonas y te funde los músculos. Llego a pararme a atarme las zapas porque veo que los dedos van a sufrir con esas pendientes. En medio de la segunda subida tomamos referencias. Tan solo están a dos minutos y medio, vamos recortando cuesta arriba, poco a poco.
Después vendrá un tramo mas o menos llano que es donde se va a ver quien está mas fuerte. Nada, no consigo mantener un ritmo optimo de carrera en sendas que pican hacia arriba, no me dan las piernas para impulsar fuerte. Ya están a tres y medio y pienso en comer, beber y mantener un ritmo digno.
En el bosque, me siento a gusto, con los cambios de dirección, las raíces, piedras, etc... pero en las sendas sencillas me cuesta sufrir.
Al llegar al avituallamiento del km35 cargamos agua, comemos, bebemos y nos duchamos. Hoy no nos puede pasar lo de ayer y la temperatura está subiendo de nuevo. ¡que final! los primeros kilómetros corribles, pero los tres últimos, una pista ancha y pina con piedras....durísima y agotadora. De repente Juanra le da por intentar bajar volando. Menudo hostión!!! menos mal que no fue nada. La recta final a tope. no vaya a ser que por unos segundos la palmemos. 5h 15min11seg
Al final, los primeros veteranos fueron primeros, los quintos pasaron a la segunda posición y nosotros que íbamos cuartos pasamos a terceros. y en la general los 17º.


 La verdad es que, tras un par de días nos hemos dado cuenta de lo bien que nos ha salido esta competición, para lo que habíamos entrenado. A los dos nos ha faltado tiempo y km de preparación. quizás con un mesecillo mas para entrenar sin lesiones habríamos dado mas guerra.
Nada mas acabar, yo decía que la próxima me apunto a la neska trail......hoy ya no se si pienso igual.

lunes, 3 de abril de 2017

Vuelta por el Castilviejo celtíbero.


Estos días pasados estuvimos dando una vuelta por el monte con los niños, mas concretamente, partimos desde el pueblo de Guijosa y dimos la vuelta a El Portacho. Guijosa es un típico pueblo castellano tranquilo, sin apenas vecinos (probablemente no vivan mas de dos o tres familias en invierno), vigilado por un Castillo del S. XV. perfectamente conservado. Nosotros lo alteramos descargando siete monstruos que una paisana les convido a llevar una oca, que se había escapado, a su corral.
Nos dimos una vuelta por su pinar, que es el mismo que el de Sigüenza. Recorrimos un par de barrancos por los que transcurren los arroyos de Carraestriegana y de la peña del agua y disfrutamos de una 1/2 jornada de campo en la que descubrimos, no sin admiración, las calaveras de un zorrillo y un javalí.

Al día siguiente, comentando la excursión, me enteré de la existencia muy cercana a Guijosa de un castro celtíbero, ya que veinte siglos antes al menos, este territorio lo habitaban, cultivaban y explotaban, posiblemente los Arévacos.

El asentamiento donde construyeron el castro se denomina Castilviejo y dista un par de kilómetros del actual Guijosa.
Así que me preparé una ruta, para entrenar por el pinar, que pasase por allí para visitarlo y conocer un poco más de donde venimos y de la cultura celtíbera. Me sorprendió gratamente la conservación de la muralla, que probablemente haya sido, en parte, reconstruida recientemente. Igualmente espectacular y bien conservado está el "chevaux de frise", que si bien había leído al respecto, nunca lo había visto.

El entreno en si me gustó, mezclando sendas por zonas de bosque de rivera mezclado con encinas y robles, todo ello salvaje, con una segunda parte de pinar de explotación maderera y resinera que tampoco desmerece.

A raiz de este descubrimiento estoy dándole vueltas a realizar alguna aventurilla con temática celtibérica.....estad atentos.


Powered by Wikiloc

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...